Para mi amor desconocido

El pasado viernes tuvimos el placer de ser los videógrafos de la boda de Antonio y Miguel; el título de su vídeo es «Para mi amor desconocido». El título de una carta escrita por Antonio y lanzada al mar en una botella:

 

 

PARA MI AMOR DESCONOCIDO 

Aunque aún no te he conocido, ya te echo de menos. Siento tu calor y tu amor aunque aún no me hayas tocado. 

Sueño cada noche que mi soledad acabará pronto cuando me encuentres. Imagino una vida a tu lado para mitigarla, 

invento un sinfín de situaciones contigo para llenar mi tiempo vacío. 

Pero ese tiempo pasa inexorable y no apareces. Tengo miedo a envejecer solo y no conocerte nunca. 

A pesar de todo aún no he perdido la esperanza de ver algún día mis ojos reflejados en los tuyos, de ver tu rostro, de poder 

besar tus labios y pronunciar tu nombre que aún desconozco. 

Me siento solo, quiero enamorarme de ti, amarte y que me ames de la misma manera, necesito sentirme vivo y compartir 

contigo todo un mundo de ilusiones. 

Sé que existes en algún lugar de este mundo y que algún día me encontrarás. Estaré esperándote el último jueves de cada 

mes a las 17.30 en el lugar donde lancé al mar esta botella, ansiando que aparezcas y termines con mi soledad. 

Te esperaré siempre. 

 

Fue Miguel quien recogió esta botella en la gaditana playa de La Caleta, mientras hace una profunda reflexión sobre su historia con Antonio:

Los mares y los océanos son inmensos ¿qué posibilidades tenemos al tirar una botella al mar de que ésta sea recogida por otra 

persona? 

Prácticamente ninguna, pues aunque una botella es muy frágil, si está bien cerrada, es uno de los objetos más marineros del mundo. 

Los huracanes y las grandes tempestades pueden hundir grandes barcos, pero la mayoría de éstas botellas no hay quien las hunda 

y están a la deriva durante décadas, empujadas por las caprichosas e impredecibles corrientes marinas. Pero hay otras, muy pocas, 

que tienen la suerte de ser encontradas sin que tenga que pasar mucho tiempo. 

Igual que a esta botella nos pasó a Antonio y a mí cuando nos conocimos. ¿Qué posibilidades había de que dos hombres se encontrasen, 

dos hombres con vidas anteriores tan parecidas y heridas en el alma tan iguales y que empezaran una historia como la nuestra? 

Muy, muy pocas… Pero los caprichos del destino hicieron que nos encontrásemos. Esta amistad surgida entre los dos fue el principio 

de nuestra gran historia de amor y de cómo nos enamoramos… 

El final ya lo conocéis, aquí estamos hoy, 13 de julio, casándonos e iniciando un proyecto de vida juntos… 

 

Desde Cádiz Media damos la enhorabuena a esta pareja por una historia mágica, y que seguro que no termina de escribirse aquí, sino que este es sólo el comienzo de muchos años de felicidad. ¡Gracias a los dos!

__________

«Para mi amor desconocido». Antonio y Miguel.

Vídeo: Cádiz Media 

Fotos: Miguel Valiente

Estilismo: Look Art Studio 

Ceremonia y celebración: Azahar Costa 

  224
Compártelo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies