Una boda muy especial

Elena, Alex y Luis protagonizan una boda muy especial

Cómo pasa el tiempo. Once años ya. Aún recuerdo cuando te vi por primera vez. Tu sonrisa iluminaba todo. Ha pasado mucho tiempo, pero aún sigues siendo la luz que ilumina mi camino.

Recuerdo esas canciones, esos paseos por la playa cogidos de la mano. Todos nuestros viajes. Cada uno ha sido especial a su manera. Qué de sorpresas. Qué de grandes momentos inolvidables.

La vida nos ha puesto muchas pruebas, nuestro camino juntos no ha sido fácil: largas esperas en salas de hospitales, meses eternos esperando una llamada que podría cambiar todo. Miles de lágrimas, miles de momentos en los que la vida se nos iba en un suspiro. De sueños rotos. De rezos. De cicatrices. De lluvia tras el cristal. Pero también de esperanza, de amor y valentía. Y aquí lo tenemos. Aquí tenemos a nuestro pequeño gran guerrero. Que su fuerza y valentía ha convertido esos amargos años en sueños y esperanza para seguir luchando.

En nuestro camino hemos encontrado grandes personas. A tantos ángeles eternos: nuestra familia, la de sangre y la de corazón. Ha estado siempre a nuestro lado.

A mis padres, a mis tíos, y a mi hermano. Os queremos y os debemos tanto, que no imaginamos nuestra vida sin vosotros. Gracias por acompañarnos, por no dejarnos nunca solos, por esas canciones cantadas bajito al oído. Por no soltar nunca nuestras manos.

Hoy estamos aquí juntos los tres, sellando nuestra gran historia de amor, de confianza, de lucha. Hoy quiero que sepas que eres el gran amor de mi vida. Mi compañero, mi amigo, mi amante. La mejor persona que la vida pudo poner en nuestro camino. Cierro mis ojos y te imagino a nuestro lado, con esa mirada que me vuelve loca, y esa sonrisa que transmite tanta paz a nuestros sentidos. Hoy soy a vuestro lado y a los pies de Nuestro Señor la mujer más feliz del mundo.

Nos has regalado tanto amor, tantos momentos maravillosos, que no puedo más que decirte que quiero más de ti cada día.

Ahora más que nunca miramos hacia delante con las cabezas altas, el alma libre y nuestras manos unidas, sin olvidarnos nunca de mirar más allá en el horizonte. Allí donde el mar y el cielo se hacen uno. Sabemos que estáis con nosotros, iluminando nuestros días y nuestra felicidad. Unas estrellas bien grandes y muchas alrededor. No os olvidamos. Siempre seréis nuestros guías, nuestros ángeles. Nuestros pedacitos de cielo. Os amamos.

Mil gracias a todos y a cada uno de vosotros por acompañarnos en este día tan especial. Por llenar de colores nuestras vidas. Por ser cómplices de nuestra historia de amor. Os queremos.

Estos once años sólo han sido el principio. Once.

Desde Cádiz Media os damos las gracias y también la enhorabuena por una boda muy especial en Cádiz que no podría haber salido igual sin vuestro empeño, sin vuestra pasión. Sin vuestra esperanza.

 

Elena, Alex y Luis: una boda muy especial en Cádiz.

Video: Cádiz Media

Fotografía: J. Cornejo

Ceremonia: Iglesia Mayor Prioral (El Puerto de Santa María, Cádiz)

Celebración: Bodega Alameda (El Puerto de Santa María, Cádiz)

  237
Compártelo