Vídeo de boda con dron: ¿por qué confiar en un videógrafo autorizado por AESA?

Cada vez es más habitual hacer el vídeo de boda con dron. En los últimos años han nacido unas herramientas de vídeo muy novedosas: los drones. Un dron es un vehículo aéreo no tripulado. Algunos modelos incorporan cámaras de vídeo, y son utilizados para realizar grabaciones aéreas. El resultado, como sabéis, son unas imágenes espectaculares e inigualables.

phantom

 

Sin embargo, los drones presentan una serie de limitaciones que debemos tener en cuenta:

1. La legislación española establece pautas para su uso. 

Estas normas son estrictas, y por ello debemos desconfiar de videógrafos que accedan a volar en cualquier ubicación (Real Decreto 08/2014):

  • Se prohíbe la filmación en núcleos urbanos.
  • Los drones no se pueden volar de noche, ni bajo condiciones meteorológicas adversas. Tampoco pueden superar los 120 metros de altura.
  • Está prohibido volar cerca de aeropuertos.

2. Para hacer uso de un dron es necesario ser operador. 

La obtención de la autorización de AESA (Agencia Estatal de Seguridad Aérea) requiere la superación de unas pruebas físicas y teóricas. Además, estas pruebas son bastante costosas económicamente.

Si no tienes claro si tu videógrafo de bodas está habilitado como operador, puedes comprobarlo aquí.

3. Desconfía de quienes accedan a volar el dron en una ceremonia religiosa. 

Las ceremonias religiosas tienen lugar en poblaciones por norma general. Por tanto, y según la legislación, está prohibido hacer el vídeo de boda con dron tanto en la iglesia como en las inmediaciones. Si te dicen que lo volarán, desconfía. Es muy probable que multen a quien lo vuela, o peor aún, que se produzca algún choque con personas, monumentos… Un videógrafo profesional no se arriesga a que esto ocurra el día de tu boda.

4. Está prohibido el vuelo sobre playas con aglomeraciones de personas. 

Por eso, siempre pedimos a nuestras parejas que las prebodas se realicen por la mañana temprano para garantizar un vuelo seguro, además evitaremos elementos que rompan la magía del video ya sean personas, coches, sombrillas, toallas o algo tan simple como las huellas en la orilla de la playa…

5. Es importante tener en cuenta el viento. 

Cuando vayáis a hacer la preboda o postboda, es aconsejable mirar el viento unos días antes. Las rachas fuertes de viento pueden desestabilizar el dron, y por tanto las imágenes. Para un resultado óptimo, siempre elegimos días en los que sople con menos fuerza.

6. Evitar las horas de mucho sol. 
A la hora de grabar el Vídeo de boda con dron debemos huir de las horas centrales del día y más si es verano ya que las sombras que se producen cuando el sol está en la perpendicular pueden deslucir nuestro video.

volando

Por supuesto, en Cádiz Media estamos habilitados por AESA para volar nuestros drones, ajustándonos estrictamente a la normativa vigente. Podéis ver nuestros vídeos aéreos aquí.

 

  118
Compártelo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies